..:::...Yoga Sivananda....:::... Santa Cruz - Bolivia

Las 12 posturas basicas:

postura Sobre la Cabeza

La postura sobre la cabeza es una de las más beneficiosas tanto para el cuerpo como para la mente. Al invertir los efectos normales de la gravedad, descansa el corazón, ayuda a la circulación y alivia la presión en la parte inferior de la espalda. Si se practica con regularidad ayudará a prevenir problemas de espalda y a mejorar la memoria, la concentración y las facultades sensoriales.

Al invertir el cuerpo, también se profundiza la respiración, aportando al cerebro la mayor presión de sangre bien oxigenada. Debido a la gravitación, el arco de la aorta, la carótida, la innominada y la subclavia, reciben mayor afluencia de sangre arterial. También el cerebro, los doce pares de nervios craneales, los treinta y un pares de nervios espinales, y el sistema simpático reciben mayor afluencia sanguínea. Con esta asana desaparecen los desórdenes nerviosos oculares, de oído, de garganta y de nariz.

Es un excelente remedio para las venas varicosas, los cólicos renales y el estreñimiento. Ayuda descansar el corazón. Previene los dolores de espalda. Aumenta la memoria y resulta de gran ayuda para los estómagos caídos y el asma hepático o nervioso. No deben practicar esta asana las personas que tengan presión alta, problemas cardiacos y cervicales.

La postura sobre los hombros vigoriza y rejuvenece el cuerpo entero, su nombre en sánscrito, significa literalmente “la postura de todas las partes”.

Ideal para levantar el ánimo, esta asana proporciona muchos de los beneficios de la postura sobre la cabeza,  con la diferencia de que, al invertir el cuerpo en ángulo recto de la cabeza, se estira el cuello y la parte superior de la columna y, lo que es más importante, se estimulan las tiroides y las paratiroides.

La postura favorece la respiración abdominal profunda, porque limita el uso de la parte alta de los pulmones. Cura la dispepsia, el estreñimiento, los desórdenes gastrointestinales. Hace que la columna vertebral se mantenga flexible ya actúa sobre el sistema nervioso. No deben practicar esta asana las personas que tengan presión alta, problemas cardiacos y cervicales.

Postura sobre de Arado

El arado completa el movimiento de la postura sobre los hombros, halasana, comparte muchos de los efectos de la postura anterior; da flexibilidad a la columna y al cuello, nutre los nervios espinales y fortalece los músculos de la espalda, los hombros y los brazos, a la vez que los libera de tensiones.

Al comprimir el abdomen, da masaje además a los órganos internos. Esta postura flexibiliza las regiones lumbares y cervicales de la columna y ayuda a que ésta se mantenga en excelentes condiciones. Los treinta y un pares de nervios espinales son alimentados y tonificados por la corriente sanguínea.

También alarga los músculos de las piernas. Previene contra la osidificación prematura de las vértebras, los males del hígado, el bazo. Corrige las torceduras del cuello, el lumbago y la neuralgia

La postura del pez es la contra postura  sobre los hombros, y se la debe practicar siempre después de ella. Tras haber estirado el cuello y la parte superior de la columna en la postura sobre los hombros, en el arado y el puente, ahora se comprime arqueándose hacia atrás, con lo que se alivia la rigidez de los músculos del cuello y los hombros, y se corrige la tendencia a cargarse de hombros.

Al mantener la postura proporcionara un estiramiento hacia atrás de la región cervical, torácica y lumbar de la columna, y expande plenamente el pecho, aumentando la capacidad de los pulmones, reduce los espasmos de los bronquios, ayuda a combatir el asma y otros problemas respiratorios, estimula y tonifica la glándula pituitaria y pineal, regula el estado de animo y las emociones, alivia el estrés y la agitación mental.

Postura de la Pinza

En esta postura o asana el cuerpo se dobla casi a la mitad, con lo que se produce un amplio estiramiento de la parte posterior del cuerpo, desde la cabeza hasta los pies.

Es muy sencilla de practicar pero muy poderosa, ya que proporciona un masaje en todos los órganos abdominales; estimula y tonifica los órganos digestivos, aumenta los movimientos peristálticos, alivia el estreñimiento y otros  problemas.

Combate la obesidad y el agrandamiento del hígado y el bazo. Regula el funcionamiento del páncreas, y es de gran ayuda para quienes sufren diabetes o hipoglucemia. Moviliza las articulaciones y aumenta la elasticidad  de la zona lumbar de la columna y el ciático. Fortalece y estira el tendón de Aquiles.

postura de la cobra

Esta asana es la contra postura de la anterior y el arqueo de la columna vertebral hacia atrás  hace que aumente su flexibilidad, rejuvenece los nervios de la columna e incrementa el riego sanguíneo, masajea los músculos de la espalda; estira la región del tórax y expande la caja torácica, lo cual alivia el asma.

La suave presión sobre el abdomen proporciona un masaje a todos los órganos internos. En las mujeres ayuda a reducir los problemas menstruales, del útero y de los ovarios.

saltamontes

A diferencia de las mayorías de las asanas, el saltamontes exige un movimiento brusco para adoptar la postura.

Sus efectos complementan los de la cobra, pero así como la cobra se concentra en la mitad superior del cuerpo, el saltamontes actúa sobre la mitad inferior, fortaleciendo el abdomen, la parte inferior de la espalda y las piernas.

Como las otras flexiones hacia atrás, masajea los órganos internos, asegurando un funcionamiento eficiente del sistema digestivo y evitando el estreñimiento.

postura del arco

El arco eleva simultáneamente ambas mitades del cuerpo, con lo que combina los movimientos de la cobra y del saltamontes, y actúa como contra postura del arado y de la flexión hacia delante.

Esta postura masajea y vigoriza los órganos internos, sobre todo los del aparato digestivo; fortalece los músculos abdominales, expande el pecho por lo que beneficia a los pulmones, incrementa la elasticidad de la columna.

torcion

La torsión de la columna, es una de las pocas posturas que forman parte de la sesión básica y que hacen girar la columna. La mayor parte de las asanas la flexionan ya sea hacia delante o hacia atrás, pero para que la columna llegue a ser verdaderamente flexible es menester, además. Girarla lateralmente.

El movimiento tonifica también los nervios y los ligamentos espinales, y mejora la digestión. La semitorsión de la columna ayuda a mantener la elasticidad de la columna al conservar la movilidad lateral. Ayuda a aliviar los problemas musculares de la espalda y las caderas. Elimina de las articulaciones las adherencias causadas por el reumatismo.

Incrementa el flujo sinovial de las articulaciones y hacen que estas sean mas activas. Tonifica las raíces de los nervios de la columna y el sistema nervioso simpático, y aporta un rico suministro de sangre. Beneficia la vesícula biliar, el bazo, los riñones, el hígado y los intestinos.

cuervo

El cuervo una de las más valiosas posturas de equilibrio, es en realidad relativamente fácil de lograr, esta asana fortalece los brazos, las muñecas y los hombros.

Estira todos los músculos de estas zonas y les aporta una mayor flexibilidad, estira y “lubrica” las articulaciones, los tendones y los ligamentos de la parte superior del cuerpo.

Expande el pecho y aumenta la capacidad respiratoria.

Esta postura proporciona muchos de los beneficios de la flexión hacia delante; estiliza la cintura, devuelve la elasticidad a la columna y estira los ligamentos de las piernas, especialmente los tendones que hay detrás de las rodillas.

Favorece también la irrigación sanguínea del cerebro, vigoriza todo el sistema nervioso central. Estira los tendones del sistema nervioso central. Estira todos los músculos de la parte posterior del cuerpo.
Rectifica el acortamiento de las piernas que se produce tras una fractura, y puede corregir desigualdades en la longitud de las piernas.

triangulo

La última de las 12 asanas básicas, el triángulo proporciona a todo el cuerpo un tonificante estiramiento lateral. Cuando se practica de manera regular. Hace que el cuerpo se sienta más ligero y mejora todas las demás asanas.

Esta postura tonifica los nervios espinales y los órganos abdominales, incrementa el peristaltismo de los intestinos. El cuerpo se torna ligero. Los músculos del torso se contraen, relajan y estiran la espina dorsal.

Siguenos en Facebooksiguenos en twitter

Calle Junin Nro. 271 - Email: info@sivanandascz.com

Secretaria : yogasivanandasc@hotmail.com

Telefono: 3331508 - Celular: 77060472

Todos los derechos reservados copyright © 2009 Sivananda Santa Cruz - Bolivia